A UN PALMO.


Cansado de estar a un palmo del beso, del abrazo. A un palmo de la risa, de la sonrisa, de lanzarme, a un palmo de empalmarme; aparentemente feliz.
 Me encierro en la habitación y me pongo el vestido rojo que te compre pensando en lo bien que me sentaría, recupero los zapatos de tacón del altillo, pruebo tu perfume y el carmin rojo. Me miro en el espejo y no me reconozo, pero sí ,soy yo esa tía buena que mira desde el otro lado.
No es el mejor día para salir de armario. Hoy toca cena familiar con suegros y cuñados incluidos.
Estoy a punto de echarme atrás, pero ya es tarde,mi mujer me llama, la cena se enfría.


Escrito por: Estrella (2010-11-04)


Ranking: 4.0/1


1  
lo que encierra el cuento, un secreto de un amor pasado, un bonito recuerdo tal vez,

2  
muy bonito texto. me gustó mucho saludos.

3  
Intrigante... wink





Copyright HistorieSense © 2017