Cortázar en mi Fantasía


Imaginaba verlo llegar en bicicleta hasta el bar y sentarse desmañado en una mesa frente a la ventana.

Continuando con mi fantasía, lo veía pasar largas horas mirando tras los empañados vidrios hasta que, con ese impulso que solamente las musas otorgan, escribía como un poseso sobre un viejo cuaderno o ajadas servilletas de papel. Luego, su mirada volvía a perderse tras la ventana, buscando historias.

Recién en ese momento sacaba un arrugado paquete de Gauloises y se fumaba un par de cigarrillos, saboreándolos con fruición.

A la medianoche, su larga y flaca figura parecía despertar, juntaba sus papeles y llamando al mozo pagaba por los dos o tres cafés consumidos, salía del bar y montando en su bicicleta, se alejaba por las calles empedradas.

Mi mente febril lo perseguía hasta verlo encontrarse con la Maga en alguna esquina o conversando animadamente con Oliveira, antes de pasar en limpio sus borradores de Rayuela.

--------------------------------------------------------------------------------

María Magdalena Gabetta

Escrito por: magdalena (2010-07-07)


Ranking: 0.0/0


1  
Qué lindo, Magda...

Me pareció verte sentada en otra mesa, mientras lo observabas. happy


2  
Recreaste bien la situación, y el tema me pareció diver, un gusto leer

3  
Gracias! un beso. Magda





Copyright HistorieSense © 2018