Un mundo pequeño ( III )


Hola amiguitos ! ! . Cómo están ?. Hoy les voy a contar otro poquito de nuestra historia…

Resulta…. que esta semana, hemos tenido un problemita.
Y después otro…Jajajaj, pero por suerte al final todo se arregló.

Les cuento lo que pasó:

Estaba yo, en mi taller, arreglando una bici, para un chico del barrio. Y de pronto, quien entra al negocio…? : Lola. Y yo le digo :

- Hooola, Lola , cómo anda mi amiguita…?

- Aaaayy.. Marcelo…, no sé… estoy preocupada.

- Bueno, a ver.., contame, Lola.

- Mirá Marce : Vos viste cómo nos saludamos las hormigas, cuando nos encontramos…?

- Sí, se tocan con las antenitas en la cabeza, haciendo un piqui- piqui-piqui…jajajajajaj. Me gusta cómo hacen…!

- Bueno, a nosotros nos gusta mucho saludarnos así..
- Pero Rogelio, en estos días, me saluda distinto…Solo me lo hace con una sola antenita, en vez de con las dos…
Y como me hace el piqui-piqui medio raro, me parece que ya no me quiere….Buaaaaaaaaaa…- lloraba Lola.

- Bueno, bueno, mi amiguita, no llores así… Ya se va a arreglar…

Lola se fue, y me quedé preocupado…

.

Como una hora mas tarde, viene Rogelio a verme.

- Hooola Rogelio…Cómo anda mi amiguito…?

- Estoy preocupado Marcelo..

- Por qué Roge…?

- Vos viste cómo nos saludamos las hormigas…?

- Sí…, cuando se encuentran hacen el piqui-piqui-piqui con las antenitas.., y cuando se despiden, mueven la cola haciendo el sangan- dangan-dangan…jajajajaj, que es re- divertido…!

- Sí, bueno…. Pero Lola, en estos días solo me hace un sangan….y nada mas… Y entonces me parece que ya no me quiere… - Y se veía muy triste a Rogelio…

.

Y bueno, me apenaba tanto verlos así…que me fui hasta la casa de Mariela, y le conté todo.

Y Mariela me dijo :

Peeero…, Marcelo…qué pena me dá.. Tendríamos que ayudarlos.., pero qué podemos hacer…?

Y su gato Otto, que estaba tomando el té con su amiga Sole, dice :

- Ya sé. Les decimos, que vengan a verte a vos, Mariela, para hacerte una consulta de pareja. Y vos cómo sos Psicóloga, les vas a aconsejar.

Y Sole, la amiga de Otto, dijo :

- Sí… eso va a funcionar !

Y nos pusimos a trabajar.

Yo me puse a fabricar dos sillones chiquititos, para la oficina de Mariela.
Y Mariela puso un lindo jarrón con flores en el escritorio.
Y Otto, y Sole, barrieron bien la oficina, para dar buena impresión.

.

Al otro día, como a las dos de la tarde, llegaron…

Lola, con un lindo vestidito, y Rogelio, se había puesto un traje.
Y estaban re- serios…jajajajaj

Entonces Mariela, preguntó :

Y qué les anda pasando…?

Y Lola, dijo :

- Es que Rogelio, ya no me hace el piqui-piqui-piqui, cómo antes…
- No, lo que pasa, es que ella no hace lindo el sangan-dangan-dangan como siempre…
- Es que el no me quiere mas…!.
- Ella, ya no me quiere…!

Y se armó un lío en la oficina, jajajaj de piqui-piqui y sangan-dangan….

Y no se escuchaban entre ellos. Hablaban enojados….y piqui-piqui
sangan-dangan !

Y Otto y Sole que estaban echados en la alfombra, se agarraban la cabeza.

Y yo estaba en la vereda con Lili, y ella decía…. Uuuuy Dios…! Se armó el lío…

Y de repente se escuchó decir a Mariela, como un poco enojada :

- Bueno, bueno, bueno… Hmmm.., a ver …mis distinguidos señoritos…:

Lola y Rogelio se callaron…

- Me gustaría saber…Porqué, Rogelio, ya no hacés el piqui-piqui como antes…?

- Es que me golpeé una antenita con una rama y me duele un poco.

Cuando Lola, escuchó eso, abrió la boca como asombrada.

- Y también me gustaría saber… Porqué, Lola, ya no hacés el sangan-dangan como siempre…?

- Porque me caí de la escalera, y me duele la cintura.

Cuando Rogelio la escuchó, también abrió la boca…

- Peeero….- dijo Mariela - Se dan cuenta, par de sonsos, que se habían preocupado por nada…?

Y Lola y Rogelio, se miraban con vergüenza.

Entonces Mariela dijo :

- Y no se van a perdonar..?

Entonces… Lola y Rogelio, un poco colorados de vergüenza, se dieron un besito, y se hicieron un piqui-piqui-piqui y un sangan-dangan-dangan, pero muuuuy despacito, porque les dolía un poco…, jajajajajaj

.

Y cuando salieron a la vereda, abrazados, Lili, se puso loca de contenta y decía :

- Yo sabía ! Yo sabía ! que se iban a amigar….jajajaa

Y se fue corriendo a contarle a su esposo Roque.

Y yo entré a la oficina.

Otto y Sole, de contentos que estaban, se pusieron a tomar otro te.

Y Mariela y yo…, salimos a la puerta, a ver como Lola y Rogelio, se iban caminando despacito… muuuy abrazaditos….

Y dijimos a dúo :

- Ahaaaa… Qué lindo cuando la gente se quiere…!

Y de pronto, nos miramos…y los dos nos pusimos muy colorados….

Y Otto y Sole, se reían…..jajajajajaj

FIN

Marcelo Arrizabalaga ( Bs As, 1/12/2009 )

Escrito por: Faluu (2010-06-22)


Ranking: 0.0/0


1  
Corrigo es un texto fantastico, y aunque visiblemente aparenta más para un publico infantil, me entretubo mucho.





Copyright HistorieSense © 2018