Misiva a una amiga


Querida amiga me preguntas sobre mi vida y reflexiono sobre ella. Creo que varía del letargo a la carrera de obstáculos. No sé si soy yo misma o estoy huyendo al inclemente dolor. Reflexiono, y creo que parte de ella la dejé en un lugar inhóspito, sólo el cuerpo, porque el alma__ que es mi eterna FE está en lo alto__.
Yo tuve que pronunciar las palabras de más temple “ya pueden proceder “ y la hice descansar de tantos dolores corporales. Me dio casi media vida, lineamientos de ser y me dejó otra madre __la previsiva__ la que es muy difícil engañar.
Amiga, sé que tengo que responder a tu interrogante, mis ojos no te mienten. Te señalan las diversas luchas, desde ese mismo instante que la dejé en tierra. Luchas de titanes o quizás de David y Goliat, momentos aciagos pero las volvería a vivir porque el papel de MADRE es inigualable, jamás un cúmulo de letras describiría el amor inmenso hacia un hijo. Debes vivirlo para realmente, conocerlo de frente. Y para que se te llene el alma, de un compromiso jamás irrevocable
Sólo para ti, querida amiga


Escrito por: literatura (2011-05-06)


Ranking: 4.0/1






Copyright HistorieSense © 2017