Seducirte


Sentarme al espejo, al desear seducirte
revisar el brillo de mi cabellera y de mis ojos oliva
derramar como cascada fría la crema de almendras
dedicarle un tiempo a mis pequeños pies, de uñas coloridas
derrochar perfume desde el cuello hasta el pubis
y después caer lerda, taciturna bajo tu seducción
de hojas amarillas y pretérito decir
yo tuya, tu mio; querido libro


Escrito por: literatura (2010-12-27)


Ranking: 1.0/1


1  
bien

2  
Muy interesante





Copyright HistorieSense © 2017